morir en el espacio astronauta luca

¡Hola de nuevo! ¿Qué tal va todo? Aquí seguimos al tanto de todo lo que tiene que ver con la exploración espacial. Sin embargo, hoy queremos hablaros de otro tema bien distinto: ¿Y si todo saliera mal? ¿De qué maneras podríamos morir en el espacio? Son muchas, pero aquí os vamos a dejar las que tienen más probabilidades.

Las formas más probables de morir en el espacio

Exposición al vacío

Probablemente el peligro más obvio que todo humano corre en el espacio. De hecho, para ello se crearon los trajes espaciales. Pero, ¿que pasa si se nos rompe el traje o nos flotan como a un delincuente en El Arca de Los 100? Exacto, nada bueno.

Nos expondríamos a una presión tan baja que podría provocar una vaporización de los fluidos de la piel y capas superiores de tejido blando. Esto podría provocar burbujas en la sangre y una hinchazón bastante insoportable. Eso sí, no explotaríamos, ya que la contrapresión de la piel y el sistema circulatorio lo mantendría esa hinchazón bajo control.

morir en el espacio por exposicion al vacio

Según los datos, podríamos estar medio conscientes los primeros 10 segundos, hasta desmayarnos por la falta de oxígeno. La NASA afirma que la boca y la nariz se nos congelarían rápidamente, así como el líquido de la lengua. Para rematarlo todo, poco después herviría el revestimiento de nuestros pulmones.

Ahogamiento en el espacio

Este no es tan probable, pero es un peligro muy real. Tan real que es lo que casi le sucede al astronauta italiano Luca Parmitano durante un paseo espacial trabajando en la Estación Espacial Internacional.

Todo empezó cuando el sistema de enfriamiento de su traje se estropeó y comenzó a inundar lentamente su casco. Al principio ni pensó que fuera grave. Creyó que se trataba de un poco de agua de la pajita que usaba para beber o incluso algo de sudor por el esfuerzo que estaba realizando. Sin embargo, era demasiado frío para ser sudor y de su pajita no salía agua.

morir en el espacio astronauta luca

Se le dio la orden de detener el paseo espacial y volver a la Estación. Durante su regreso, el líquido llegó a cubrir su visor y los auriculares. Al moverse para esquivar una antena, el líquido le cubrió la nariz, dificultándole la respiración. Para colmo, la posición del sol le cegaba, dejando a Luca totalmente desorientado mientras el líquido seguía aumentado.

El astronauta llegó a pensar la idea de ventilar el agua hacia el espacio, exponiéndose así al vacío (ya hemos visto lo espantoso que es eso). Por suerte no tuvo que llegar a eso, ya que pudo regresar siguiendo el camino de su cable hasta la esclusa, dónde le esperaba otro astronauta para ayudarlo.

Toda una historia que contar, y así lo hizo. En el blog de Luca podéis leer todo lo que le pasó con el máximo detalle.

Estas son las dos maneras de morir en el espacio que os traemos hoy. Pronto volveremos con la segunda parte, os damos dos pistas para que os hagáis una idea: Gravity y The Expanse. ¡Hasta pronto!

Quizás también te interese:

Responder