Tormentas solares

Las tormentas solares son eventos sorprendentes que afectan nuestro clima espacial, y en condiciones concretas pueden afectar incluso nuestra vida diaria. Intentaremos hacer una reseña explicativa de lo que son y cómo pueden llegar a afectar la vida humana en la tierra.

En la tierra se producen cambios climáticos con bastante frecuencia. Cada año sobre la tierra tiene 4 estaciones diferenciadas, cada estación tiene un clima diferente a las otras. Dentro de cada estación, de día en día podemos también apreciar cambios significativos en el clima. En la tierra definimos clima como la estadística de variantes de tiempo atmosféricas en un intervalo de 30 años; las variantes atmosféricas que se consideran son: la temperatura, la humedad, la presión atmosférica, el viento y las precipitaciones.

Temperatura media tierra

Puedes hacer click para apreciar la variación de temperaturas medias en la Tierra a lo largo de un año.

Similar a lo que definimos como clima en la tierra existe una definición para clima espacial. Nuestro clima espacial viene definido por la incidencia de radiación cósmica sobre la tierra. La radiación cósmica, también llamada rayos cósmicos, son partículas subatómicas procedentes del espacio exterior, cuya energía, debido a su gran velocidad, es muy elevada.

Nuestro planeta se encuentra expuesto a este tipo de radiación de forma constante. La cantidad de rayos cósmicos recibidos en un periodo de tiempo es lo que definimos como clima espacial.

Las oleadas de rayos cósmicos recibidos provienen de diferentes fuentes. Las fuentes son diversas, en general provienen de estrellas. Estas estrellas pueden estar en diferentes etapas de su vida, siendo así las mayores emisoras de radiación cósmica aquellas que están al final de su vida, al producirse una super nova.

Como hemos mencionado, la cantidad de radiación cósmica depende en su mayoría de estrellas. ¿Podrías decirnos cuál es la estrella más cercana a la Tierra?

El sol como bien sabemos es una estrella, y por  su cercanía es el mayor emisor de rayos cósmicos a la tierra. La radiación solar es constante sobre la Tierra, sin embargo en determinados momentos pueden haber picos debidos a cambios en su estratosfera, estos fenómenos se conocen como tormentas solares.

Gracias a nuestro maravilloso planeta, la mayor parte de toda esta radiación es completamente inofensiva para la vida en la tierra.

protección ante tormentas solares

La Tierra cuenta con una magnetósfera, una capa protectora que no todos planetas tienen, que repele la mayor parte de radiación cósmica recibida. A pesar de todo, nuestra magnetósfera no es invencible y pueden haber condiciones de nuestro clima espacial que dejen más vulnerables a los habitantes terrícolas.

Tormentas solares y Barack Obama

Hace un par de meses, el presidente de los Estados Unidos emitió una orden ejecutiva, mediante la cual se instruye a varias secretarías y agencias del gobierno de EE.UU. a que establezcan un plan en 120 días para antes, durante y después de un evento climático espacial, como una tormenta solar.

La orden emitida ha servido para levantar la especulación de muchos, la preocupación de otros, y reavivar teorías apocalípticas. Si bien es cierto que nuestro planeta se encuentra expuesto constantemente a este tipo de radiación, y la mayoría de las veces pasa prácticamente desapercibida para la mayoría de nosotros, también es cierto que eventualmente podrían desatarse tormentas solares capaces de destruir por completo la vida en la tierra.

Tormentas solares

Sin llegar a los extremos, a lo largo de nuestra historia se han producido varias tormentas solares que han afectado de forma significativa, pero no catastrófica, a la Tierra. Son aquellas para las cuales, según el gabinete de gobierno del señor Obama, debemos estar preparados.

Los problemas que se generarían ante este tipo de tormentas solares, no son generados de forma directa por la radiación cósmica, sino por los efectos que esta tendría sobre nuestras infraestructuras.

En la actualidad nuestra sociedad entera está asentada sobre nuestra tecnología. Nuestros sistemas de transporte, nuestros sistemas de comunicación, nuestros sistemas de sanidad y protección, el medio que usamos para escribir esta entrada… Y muchas más cosas, todo está basado en la tecnología.

Los satélites son los más afectados por cambios en el clima espacial

En caso de producirse tormentas solares medianamente fuertes es nuestra tecnología la que se vería más afectada. Dependiendo del alcance que tenga las consecuencias serían más o menos devastadoras, en el peor de los casos hundirían en el caos completo a las sociedades actualmente avanzadas. Para que os hagáis una idea, pensad en cómo sería un sólo día sin electricidad en toda una ciudad.

Para llegar a estas conclusiones se han tomado como base el efecto que tuvo en el pasado tormentas solares de grado medio. El más antiguo del que se tenga conocimiento directo fue el del 2 de septiembre de 1859, cuando provocó que la red del servicio de telégrafos quedara interrumpida de forma temporal.

Otro de los grandes eventos fue el colapso de la red eléctrica llamada Hydro-Québec, en Canadá, el 13 de marzo de 1989, causado por corrientes de origen geomagnético. Un fallo en un transformador dio lugar a un apagón general que duró más de 9 horas y afectó a más de seis millones de personas.

En la actualidad, con el grado de globalización que tenemos y la dependencia energética que tenemos unos países con otros, los efectos podrían ser de dimensiones globales.

Nuestro objetivo con esta entrada no crear preocupación en nuestros lectores, sino mostrar una faceta más de nuestro universo y nuestra posición en él.

Os dejamos este vídeo en el que se aprecia una de las mayores tormentas registradas en el año 2015.

Quizás también te interese:

Responder